El ser que se convierte en ángel

La naturaleza, la tierra, los seres humanos dan la bienvenida al ángel; sienten las vibraciones de un ángel. A través de cada paso y mirada, un ángel sirve. Debido a que están completos, no dan para tomar a cambio. Cuando nos volvemos completos, el ángel interior puede emerger.

La motivación en el corazón acerca a la verdad. El país, género, religión y educación no importan. Sólo la motivación y la pureza del corazón importan; esta limpieza tiene lugar a través de la conexión con Dios.

A través de todas las relaciones con Dios, podemos ser lo que deseemos porque la puerta de las oportunidades está abierta ahora, hoy. No hay que esperar al próximo año. Si perdemos el tiempo, las palabras o los pensamientos, no tendremos paz mental ni tiempo.

El primer paso para convertirse en ángel es el silencio. Silencio auténtico, silencio feliz; silencio creativo en el que nos conectamos a nosotros mismos y nos sentimos conectados con Dios. Ese tipo de silencio propicia un ambiente que acoge y sirve a los demás.

El silencio consiste en conectarse, sentirse lleno y ofrecer regalos a otros con un toque, una mirada, una palabra o una sonrisa. Hablar a través del silencio, no a través de la lengua; esto es lo que aprende el alma humana que se convierte en ángel.

 

Extracto del libro:
The man who loved Angels
Ed. BKIS
Anthony Strano

 

Comentarios. 2

Deborah Izaguirre , 2020-10-18 11:08:20
El mismo mensaje recibí en mis sueños
Andrea Ricaurte, 2020-09-29 14:59:52
Hermoso mensaje
3000