La paz como un poder protector

En la vida, hay dos partes de nuestro ser vulnerables a los ataques: el corazón y el ser. El cuerpo es el disfraz físico que llevamos y el ser, lo que somos. La mayoría de nosotros hemos caído en la ilusión de ser nuestro cuerpo; por eso nos pasamos la mayor parte de la vida temiendo que se estropee y hacemos todo cuanto sea necesario para protegerlo de las enfermedades, el deterioro y los ataques.

Sin embargo, el simple hecho de que el miedo esté presente en nuestra conciencia significa que estamos atacando nuestro cuerpo, aunque pensemos estar protegiéndolo. Sabemos que eso es cierto porque es suficiente con crear pensamientos de miedo para ver cómo el corazón se acelera y el cuerpo se llena de adrenalina.

Si alguien nos insulta y reaccionamos de una manera negativa, significa que no estamos protegidos y que pueden hacernos daño, aunque en realidad seamos nosotros mismos quienes provoquemos nuestro sufrimiento. Pero ¿qué significa estar protegido? ¿qué es un campo protector?

Cada uno de nosotros irradiamos constantemente energía al mundo con nuestras actitudes. Si la energía que irradiamos es temerosa, enojada o triste, es una energía débil y favorecerá que los demás sientan el deseo de atacarnos, porque los que nos rodean sienten nuestro estado emocional, es decir, pueden ver qué es lo que más nos irrita y saben dónde pulsar para hacernos reaccionar emocionalmente.

Pero, podemos demostrar ser fuertes interiormente al emanar una energía que irradie positividad, confianza y estabilidad. Y esto solo es posible cuando estamos conectados con la fuente de nuestra fortaleza, nuestra paz interior. Cuando nuestra energía radiante y la forma de expresarla son fuertes y estables significa que surgen de la paz que siempre está en nuestro corazón y es así como se crea un campo de energía protectora de paz para nosotros mismos y para quienes nos rodean.

Extracto del libro:
Transformar la ira en calma interior.
Claves para recuperar tu equilibrio emocional
Ed. ONIRO
Mike George

Comentarios. 46

Diana Patricia Bohórquez , 2020-08-20 22:36:55
Hoy encontré ésta página por medio de un "amigo" y me ha llenado la mente , el cuerpo y el corazón.
GRACIAS .
3000